Proyecto 2016: Cuando mi cuerpo no es mío



"Mirada de Namibia". Pintura de Carmen G. Junyent
Entrar en el terreno de la memoria, sin importar qué subdivisión elijamos, es un asunto bastante complejo; no sólo porque en ocasiones no comprendemos muy bien su mecanismo, o incluso su significado, también por el hecho de que esta es una facultad a la que van adherida otros tantos procesos, conceptos y, en muchos casos, percepciones.

Para no perderme dentro de un tema tan extenso, he decidido encausar mi proyecto dentro de la memoria histórica, con el firme convencimiento que he tenido siempre: Es importante conocer de dónde vengo, para saber a dónde quiero llegar.
Más aún buscando tratar un tema que nos atañe a todos, como lo sería los efectos de la colonización, esclavización y racialización.


Luz divina: Símbolo del espíritu de Dios

Fuente: Gothic art

El paso del estilo románico hacia el gótico no fue algo que se diera precipitadamente, fue un proceso arduo que comenzó con la necesidad de una innovación técnica que correspondiera a una idea, poco a poco esto fue desencadenando más propuestas, hasta que los arquitectos franceses se vieron envueltos en el desarrollo de una gran empresa y de un nuevo estilo, el estilo gótico.

En el momento en que se descubre que el método de abovedar las iglesias por medio de vigas cruzadas podía ser desarrollado mucho más consecuentemente y con más amplios propósitos, los arquitectos de finales del siglo XII comprendieron que los muros macizos existentes entre pilar y pilar eran en realidad superfluos, por lo que los pesados muros de piedra no eran necesarios y en su lugar podían colocarse amplios ventanales.