Epifanía...

Fuente: Pixabay

El proyecto integrador del programa Artes Visuales de la UNIAJC tiene como objetivo fomentar en los estudiantes las competencias investigativas a partir de la integración de temáticas, intereses, reflexiones y preguntas que surgen en cada asignatura a lo largo del semestre.
Al ser educados en técnicas artísticas y en la gestión cultural, el producto final de la investigación se ha de enmarcar en la creación artística, la gestión cultural o la investigación histórica y teórica en el campo de las Artes.
Para el año 2016 la temática a tratar por los estudiantes del programa será la memoria. En torno a ella se elegirá un tema de interés, se investigará acerca de este y se reflexionará sobre ello.

El primer período del año (2016-1) se destinó para la elección del tema, la revisión de referentes -tanto bibliográficos como visuales-, y una propuesta artística. En mi caso, el trabajo que adelanté durante este semestre estuvo enfocado en revisión de fuentes y experimentación artística, sin llegar a esbozar o formalizar una propuesta de creación, esto debido a la poca claridad que tenía respecto a lo que quería trabajar específicamente.

El tema que he venido tratando es la desapropiación de la corporalidad que sufrieron las mujeres africanas al llegar a la América colonial. La intención inicial era hacerme una idea del contexto en el que se originó la racialización y el racismo, para así darme cuenta de cómo fue que eso derivó en la situación actual. Sin embargo, en medio del proceso perdí esa intención y fue cuando empecé a dudar de muchos términos, incluso de mi postura respecto al tema, el cual se hacía cada vez más complejo en la medida en que yo no pertenezco al grupo racial sobre el que quería hablar.

"Garden party" detalle. Artista: Andrea Farina.
Fuente: ABFarina
Por esta razón, hace poco decidí que para este período (2016-2) ampliaré un poco más el panorama, saliendome de la zona exclusivamente afro y quedándome en el campo de la corporalidad femenina.

Como es sabido por quienes se han interesado en el tema y a quienes les he expuesto mis ideas, mi proyecto se titulaba “Cuando mi cuerpo no es mío”. Un título que en determinado momento me pareció adecuado para señalar que la cultura occidental busca de diversas maneras imponernos un canon de belleza idílico; sin embargo, con el pasar de los meses y a medida que he ido integrando a mi experiencia personal múltiples conocimientos, me he dado cuenta que es un título que “vibra” carencia, por lo que en lugar de incentivar al cambio y la acción, lo que ocasiona es que me quede en la crítica, la queja y, por tanto, en lo negativo.
Siguiendo esta línea de pensamiento he tomado la decisión de re-titular y dar un nuevo enfoque a mi proyecto.

Este hecho no quiere decir que abandone lo anteriormente planteado, sino que será resignificado y encauzado a un nuevo mirar.
Pronto daré a conocer más.



No hay comentarios:

Tu opinión para mí es importante ¡Compártela!