En el momento justo

Buenas tardes, querido lector.

Antes que nada, debo reconocer que no tenía ni la más mínima idea de cómo empezar esta entrada. Muchas frases concurrían a mi mente pero todas resultaban insulsas o muy elaboradas, así que he decidido ir tecleando como si charlara con alguien cercano, para que la cosa fluyera y no quedarme observando la pantalla en blanco mientras el cursor de texto me asecha con su tormentosa intermitencia.

El motivo que me lleva a enfrentarme a mi bloqueo mental en esta tarde de lunes es comunicarte una reflexión que hice en estos días... Habrá quien diga: Esta no hace más que reflexionar. Pero bueno, es lo que hay.
Esto lo hago principalmente como ejercicio mental y de escritura, para no volverme loca antes de entrar a clases. Además que si algún día quiero llegar a ser crítica o escritora, pues por algo hay que empezar, hijo mío.

A continuación leerás lo que puse por escrito ayer en la madruga respecto a una reflexión que hice unos días atrás.


Con un poco de jazz

Fuente: The daily soul

Hace poco he decidido actualizar mi página Wix prácticamente de cero, por lo que le he pedido a una de mis amigas -que es como mi 'Pepe grillo'- que me ayude a elegir un nombre, es cierto que podría ponerle simplemente mi nombre o uno de mis nicknames, pero no, a mí me gusta ponerme con vainas y buscar palabras que me representen y representen mi trabajo. Para no ir muy lejos ya saben que he titulado "Maafa" a mi proyecto del semestre pasado, y todo porque la palabra esconde un significado que me parece súper interesante para representar las ideas que voy acumulando al rededor del tema.